Ruinas antes de hora

Primero pondremos la definición de la palabra ruina, de wikipedia:

El término ruinas es usado para describir los restos de arquitectura humana, estructuras que alguna vez fueron un todo, (…)debido a la carencia de mantenimiento o a los actos deliberados de destrucción. (…)

Luego pondremos la definición de prefabricado, de wikipedia:

Se conoce como prefabricación al sistema constructivo basado en el diseño y producción de componentes y subsistemas elaborados en serie (…). Tal es así que, (…) las operaciones (…) son esencialmente de montaje, (…).

El término prefabricación sigue teniendo una connotación despectiva, lo cual ya adelantaba el diseñador y arquitecto autodidacta Jean Prouvé, cuando decía que lo que se califica como prefabricado acaba asimilándose a edificio provisional. (…).

Quizá no tienen relación. Vengo a decir -con mi mente dispersa- que si entendemos la situación actual de abundancia de encargos (guiño), quizá nos de por reflexionar en el destino de todas aquellas obras (guiño, guiño) que transforman la palabra ruina de adjetivo a sustantivo. Sitios con un potencial infinito, pero que son inviables. No están acabadas, no pueden comercializarse.

En la construcción “no prefabricada” las plantas, con suerte definen pisos por acabar. Faltan materiales – no había presupuesto-, que hacen impracticable toda la operación. Desde la primera planta a la última, puedes ver las intimidades. Las grúas no se retiran, las redes de protección componen fachadas imposibles, en todas las plantas faltan los cerramientos, los acabados, puertas y un largo etcétera.

La arquitectura realmente prefabricada, -hermana de las crisis energéticas y de sistema- generan espacios habitables completos. No se genera ruina. Si se acaba el presupuesto, no se deja por acabar todo el bloque, arruinando al inversor y desprestigiando al constructor o al arquitecto. Cuando desaparece el dinero, se podrían dejar de montar algunos módulos del conjunto. Los demás seguirían funcionando. La arquitectura por partes lo permite.

Ahora tengo delante el espacio para unos 50 módulos completos, ahora veo que si vienen tiempos oscuros, podrían dejarlo como está y ultimar lo que ya se ha colocado. Un mejor viento, ya traerá a la costa los módulos que faltan. Esto no es Fuenteovejuna. Tú dame una vivienda (no un bloque) y yo hago el resto. Tú acaba mi módulo y la calle la pongo yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s